berenjena 5

 

La berenjena es el alimento perfecto para incluir en nuestra dieta para perder peso. Es baja en calorías y casi no tiene grasa. También, es rica en flavonoides y antioxidantes.

 

Además, la berenjena es un alimento delicioso, saludable y favorable para tu cuerpo y tu bienestar. Esta verdura forma parte de nuestra alimentación desde hace miles de años y entre sus múltiples ventajas se destaca la de ser un alimento desintoxicante, es decir que favorece la eliminación de sustancias indeseables del organismo.

 

Otro de los mayores beneficios que la berenjena proporciona a la salud es brindar ayuda en el control de la tensión arterial. Además es un alimento que favorece los procesos digestivos.

 

Posee muy pocas calorías (17 calorías cada 100 gramos) por su elevado contenido de agua, por lo que es un vegetal ideal para incluir en cualquier dieta para bajar o controlar el peso.

 

Mejora la circulación.

 

Tiene propiedades antioxidantes, ya que contiene vitamina E, antocianina, un antioxidante que se encuentra en la piel de la berenjena y protege al organismo de algunos tipos de cáncer y enfermedades cardíacas (por lo cual es recomendable comerla con piel) y ácidos fenólicos.

 

Tiene un alto contenido de potasio y algo de sodio, importantes para el sistema nervioso y cardiovascular.

 

Por su alto contenido de agua es un muy buen diurético por lo que ayuda a perder peso.

 

La fibra de la berenjena contribuye depurar el organismo, a bajar los niveles de azúcar en sangre (tan necesario para las personas con diabetes, por lo cual es un alimento muy adecuado para diabéticos), favorece la eliminación del colesterol, ya que absorbe las grasas de los alimentos que se comen con ella y que circulan por el intestino favoreciendo además la eliminación de las toxinas del organismo y regulado el tránsito intestinal. Para disminuir el colesterol se recomienda tomar medio litro de agua de berenjenas al día durante una semana.

 

Aporta un alto contenido de ácido fólico, muy importante para las embarazadas durante los primeros meses de gestación.

Su contenido en hidratos de carbono es escaso y en fibra alto, por lo cual resulta un vegetal muy indicado para las personas que tienen diabetes.

 

Estimula el funcionamiento de la bilis, siendo muy efectivo su consumo en casos de insuficiencia hepática, por ejemplo.

 

Es un vegetal muy rico en magnesio y hierro, una berenjena grande puede aportar hasta el 15% de la cantidad de éstos que se recomienda consumir diariamente. Por ello, es ideal para prevenir la anemia, aumentar y mejorar las defensas así como el funcionamiento cardíaco y muscular.

 

Su pulpa machacada, posee propiedades curativas y balsámicas para las quemaduras solares así como para calmar el dolor causado por enfermedades reumáticas.