La Papa es un alimento altamente nutritivo y es una gran fuente de energía gracias a que contiene muchos minerales que funcionan como combustible para el organismo. Utilizado como gran alimento medicinal desde siempre, su consumo aporta increíbles beneficios para la salud:

 

– Aporta las proteínas diarias necesarias para el organismo.

– Poseen un alto nivel de antioxidantes y nutrientes esenciales.

– Tiene vitamina C, B6, B3 y B9.

– Actúa como antiinflamatorio gracias a los diversos minerales y la sal orgánica que contiene.

– El ácido fólico y hierro que contiene ayuda a tratar los estados anémicos.

– Cuida la piel gracias a que el jugo de la papa tiene propiedades calmantes, anti-irritantes y desinflamatorias.

– La papa ayudará a tratar cualquier afección relacionada con el sistema cardiovascular y la hipertensión al mejorar la circulación del organismo.

– El jugo de la papa ayuda a curar eczemas, piel seca y manchas en la piel.

– Evita algunos rasgos de envejecimiento gracias a su vitamina C.

– Es una excelente fuente de minerales como manganeso, fósforo, cobre, potasio, magnesio y hierro.

– El contenido de fibra en la papa ayuda la digestión y absorción de azúcares simples.