La vitamina C es la estrella de la próxima estación que se aproxima: INVIERNO. La elegimos como la ideal ya que es ella la que puede ayudarnos a reforzar las defensas del organismo y protegernos de las enfermedades.

 

 

Por tal, con las bajas temperaturas, enseguida pensamos en la naranja, el limón y los cítricos. Sin embargo, no sólo las frutas poseen ácido ascórbico, las verduras también son una importante fuente de esta Vitamina.

 

 

Incluso, algunas tienen más cantidad de Vitamina C que la naranja. Tal es así que el pimiento, verde o rojo, supera los 100 mg por ciento, el  brocoli tambien alcanza este nivel y el coliflor  o el repollo tienen similares cantidades a la naranja,fruta de referencia cuando se trata de vitamina C.

 

 

Además, la  espinaca y el  tomate también son fuente de vitamina C.

 

 

Así, debemos saber que no solo un cítrico nos asegura una buena cuota de esta vitamina, las verduras mencionadas son muy importantes para nuestra alimentación invernal y ayudan reforzar el sistema inmunológico.