Mantener el colesterol bajo ayuda a tener una buena salud cardíaca, y esto puede lograrse de manera natural con una buena alimentación, ejercicio y un estilo de vida saludable. Una idea muy recomendable es incluir en tu dieta algunas frutas como por ejemplo:

 

- Palta
Según los especialistas es recomendable comer diariamente 100 gramos de palta para bajar los niveles de colesterol, glucosa, mejorar la circulación, disminuir la tensión nerviosa y la depresión, así como favorecer una buena digestión y proteger al estómago.

- Arándano
Esta fruta contiene un compuesto llamado pterostilbene (antioxidante natural), que permite la reducción del colesterol LDL o malo.

- Frutilla
Reduce los niveles de colesterol malo en las paredes de las arterias.

- Uvas
Es una fruta ideal para darle batalla al colesterol alto porque retarda la oxidación del colesterol malo y contribuye a mantener un corazón saludable. Además inhibe el procesamiento de colesterol a nivel del hígado y promueve su eliminación.

- Ciruelas
Es una fruta que contiene antocianinas, sustancias que reducirían la absorción de colesterol malo. Además, gracias a su alto contenido en fibra soluble e insoluble, atrapa y arrastra el exceso de colesterol obtenido a través de los alimentos.

- Naranja
Esta fruta es usualmente asociada con la vitamina C, sin embargo, si tiene niveles poco saludables de colesterol, consumir naranja puede tener grandes beneficios.

 – Kiwi
El kiwi es una fruta que contiene fibra dietética en forma de pectinas que no sólo es fundamental para combatir el estreñimiento, sino también para regular los niveles de colesterol en sangre.

- Pera
Se encuentra dentro del grupo de las frutas con propiedades para bajar el colesterol gracias a su abundante contenido de fibra natural en forma de pectina que evita la reabsorción del colesterol intestinal producido por la bilis para la digestión de los alimentos. La fibra hace más lento el tránsito intestinal y disminuye los niveles de colesterol malo en sangre.

- Piña
La piña es otra de las frutas con alto contenido de pectina y fibra, que bajan el colesterol y promueven una sana función intestinal. La fibra permite captar el exceso de grasas y eliminarlas del cuerpo, reduce la metabolización de grasa y la formación de colesterol malo a nivel hepático.