Llegan las vacaciones de invierno y, a medida que pasan los días, los chicos de la casa pueden empezar con comentarios al estilo de: “Estoy aburrido”, “¿Qué puedo hacer?”, “Hagamos algo”.

 

Y a veces, las ideas se agotan también en los mayores. O el presupuesto. Acá ofrecemos entonces una productiva tarea que puede ser divertida, de aprendizaje, de rico sabor y sin salir del hogar: ¡Cocinar con los chicos!

 

Todas las recetas que impliquen meter las manos en la masa  les encantan. Y si además hay un delantal de cocina para ellos, mucho mejor. Y más allá del amasado, hay muchísimas cosas que un chico puede hacer en la cocina, según la edad: lavar frutas y verduras, armar empanadas, cortar y “enrular” ñoquis, batir, decorar, enmantecar y enharinar moldes, empanar, revolver, cortar con cortapastas, etc. Los más grandes, y con cuidado, pueden cortar frutas y verduras, rallar, pelar, etc.

 

Acá te dejamos una receta fácil de hacer y con muy pocos ingredientes. ¡Toma nota!

 

Budín de Limón

Ingredientes

Manteca, 125 gramos

Azúcar, 200 gramos

Ralladura de un limón

Huevos, 2

Harina leudante, 250 gramos

Sal, una pizca

Jugo de limón, 1 taza

 

Preparación

Batir la manteca con el azúcar y la ralladura. Incorporar los huevos de a uno por vez mientras se sigue batiendo. Agregar la harina tamizada con la sal y el jugo en forma alternada. Mezclar muy bien. Volcar la mezcla en una budinera enmantecada y enharinada y cocinar en horno moderado de 30 a 45 minutos, o hasta que, al clavarle un cuchillo, éste salga limpio y seco.