Una de las reina de este verano es la Sandía.

Refrescante, sabrosa y dulce, aporta casi un 90% de agua y es la mejor manera que tenemos de hidratarnos.

Además, ofrece muchas propiedades y beneficios para la salud:
* Contiene muchos nutrientes, como la vitamina A, B y C.

* Entre sus minerales se destaca el potasio, el magnesio, el manganeso, el hierro y el fósforo que regula el organismo y al sistema inmunológico.

* Protege el corazón.

* Junto al melón es una de las frutas con mayor cantidad de agua.

* Es baja en calorías.

* Gracias al licopeno y el agua que contiene la llevan a ser una fruta antioxidante.

* Presenta gran cantidad de fibra que regula el aparato digestivo y previene el estreñimiento.

* Ayuda contra el dolor muscular.

* Mejora la salud de los ojos gracias a los grandes niveles de vitamina A que aporta.

* Contiene citrulina, que ayuda a reducir la acumulación de grasa en nuestras células.

* Es rica en vitamina C y lo hace esencial para nuestro sistema inmunológico.

* La sandía es un diurético natural que ayuda a aumentar el flujo de orina y protege los riñones.